Las estufas de pellets tienen un funcionamiento totalmente automatizado, podemos programarla a una temperatura o potencia, para que se encienda y apague a una hora y un día determinado para que cuando la familia llegue a casa esté la estancia a la temperatura deseada. Esto es posible gracias al depósito que almacena los pellets, que deberá cargarse dependiendo de la demanda.
Calentar un hogar con pellets beneficia al medio ambiente reduciendo los gases de efecto invernadero y la ceniza que producen los pellets es biodegradable y se puede utilizar como abono para las plantas.
Dependiendo de las necesidades de la casa se puede elegir diferentes tipos de estufas de pellets; estufas de aire, estufas canalizables, estufas de pasillo y termoestufas.

Estufas de aire; son ideales para calentar una estancia de la casa.
Estufas canalizables; estufas que calientan la estancia en la que están instaladas y también una o dos estancias mas gracias a la canalización de aire caliente.
Estufas de pasillo o de perfil estrecho; están pensadas para colocarlas en pasillos o estancias estrechas. Nuestras estufas de pasillo son canalizables hasta 5 metros pudiendo calentar más estancias.
Termoestufas; son estufas que a la vez que calientan la habitación en la que están con aire caliente también sirven de apoyo a la caldera pudiendo conectarla a la red de radiadores. Ayuda a la caldera a calentar el agua que circula por los radiadores.